19 de mayo de 2013

El Pozo


Hola, buenas noches,

A menudas horas aparezco ¿no? Muchos de vosotr@s al igual no veis esto hasta mañana, puede incluso que ni siquiera lo leáis, pero como hace mucho que no compartía nada, os dejaré este pequeño fragmento, y es que hoy, mirando el ordenador, he encontrado archivos que ni recordaba que tenía y he encontrado cosas que hasta me han sorprendido y que espero poder retomar.

En fin, sin más os dejo este fragmento:



El sonido de aquella moneda repiqueteando por las paredes del pozo lo sacaron de su largo letargo, hacia muchísimo que nada había perturbado su sueño hasta el punto de hacerlo despertar, pero más que aquel simple gesto fueron las palabras que acompañaron el supuesto deseo que arrojó la propietaria de aquel trozo de metal “ojalá no existiera la magia para mi. De que me sirve si no puedo salvarme” el dolor y la rabia de su voz se enroscaron por sus venas como si de un veneno se tratará. Aquel sentimiento le era demasiado conocido como para dejarlo pasar. 
En un instante, una luz brillante iluminó la oscuridad y Selyn se volvió de nuevo hacia el pozo al que acaba de dar la espalda, justo junto a este, había un chico de un atractivo innegable, piel morena, serio, exuberante con un toque exótico e indomable. Su cabello era negro como la más oscura noche al igual que sus pestañas desde donde la observaban unos penetrantes ojos dorados. Sus brazos estaban cruzados dejando ver unos músculos fuertes y potentes; Onx observó a aquella preciosa joven como si quisiera traspasarla y se tensó conteniendo el aliento cuando su pulso se disparó, la sensación lo pillo tan desprevenido que apenas pudo procesarla, hacia tanto que no sentía nada que no recordaba que era aquello...
Pero de una cosa estaba seguro; un deseo oscuro, llameante y furioso devoraba sus extrañas como el más potente de los elixires. La lujuria más decadente y pecaminosa que la tierra había conocido jamás recorrió su cuerpo haciéndolo esclavo de sus propios pecados.


Saludos y que descanséis, 

Leila

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios cuentan, gracias.

Blogs Especiales