1 de febrero de 2013

Irritables

Hola,

Aquí dejo otro pensamiento de esos de media tarde.


IRRITABLES




Irritables,
Así es como están la mayoría de personas hoy en día, irritados e irascibles por la de problemas que llevan a las espaldas, no hay trabajo, el dinero llega, la nevera esta vacía, el paro se acaba, los políticos son unos chorizos y la ley esta hecha para el ladrón con dinero.
Todo eso pesa y se traduce en un trato pésimo y mal educado para con los demás, por que uno mismo más de una vez no se da cuenta de su propio estado, todo por que nos hemos acostumbrado a un rito, a un estatus impuesto por quienes dictan el que se debe querer, como estar, donde ir o que es cool y que no.
Nos hemos dejado domesticar, hemos bajado la cabeza y hemos tragado aceptando esto y ahora que es hora de quejarnos, de levantar la cabeza e ir todos a una como seres humanos que somos, como pueblo con fuerza para actuar y decidir ¿qué hacemos? Pegar palos a nuestros semejantes aunque estén tratando de ayudarte u ofreciendo un servicio.
Un bien que no  le supone nada, peor claro el egoísmo y la rabia pueden más y maltratas a esa persona que hay detrás, a la que no conoces y no te das cuenta que es otra persona como tú a la que esta hiriendo y vete a saber si hundiendo por que esa mañana no te has podido tomar el café o se ha suspendido la clase de padel por que estamos en crisis y hay que ahorrar.
Por eso se abandonan animales y se mandan a sacrificar como si no fuesen más que trastos inútiles y no un ser vivo con su corazón y sus sentimientos, simplemente esa es la base que no se piensa en los demás, todo parte del yo, yo y el yo, quiero esto, quiero aquello, que me importa el vecino o el tendero, si le cierran el chiringuito pues es su problema, que no puede comer el de abajo que le den peor que no me moleste con sus lamentos que quiero dormir. ¿pero a ver? ¿en qué nos hemos convertido? ¿En que mundo vivimos, que se pelean por si hay o no una bandera? Denunciamos tonterías cuando hay gente que no tiene que llevarse a la boca, niños que no pueden escolarizarse y padres que ven como tienen en la calle a sus hijos por que lo han echado de su propia casa por no poder pagar, por que el banco se lo ha quedado todo y que no hay trabajo en ningún lado.¿No sería mejor colaborar entre todos para cambiar algo?
Y tras esta breve diatriba de la tarde tras una conversación tenida en casa, me retiro otro rato a ver si logro hacer algo.



Saludos,


2 comentarios:

  1. Lo de quejarnos por cosas superfluas y pasar de largo las importantes me has hecho acordar a lo que ocurre también por estos lares.
    Se nos ocurre cortar la calle por la suba de precios de las cerezas y mientras crece el número de niños en situación de calle.
    Un beso grande. Buena reflexión.

    ResponderEliminar

Tus comentarios cuentan, gracias.

Blogs Especiales