21 de febrero de 2012

Estremecida por una caricia


Como describir ese momento único,

ese momento en todo se diluye,

desvordándose hasta deshacerte en un río impetuoso,

incontenible y terriblemente sensual.

Ese placer que te estremece cuando la ley

de la pasión y la humedad se imponen.

Cuándo sólo esta el estremecimiento de sus caricias

y sólo queda el estallido de tus sensaciones,

de las emociones y terminaciones contraídas,

vibrantes, torturadas, presas del delirio

y la más oscura y prohibida locura,

el fuego abrasador de tus labios,

tu aliento en mi cuello y los gemidos

como melodía deseando ser liberada,

como explicar lo que siento

cuando tu formas parte de mi,

cuando nos fundimos en un suspiro de trémula carne,

cuando no somos más que dos ascuas

que se ven el los ojos del otro

cuando laten los mismos pulsos desbocados,

como decirte mi amor

todo lo que tu piel despierta en mi perdido ser...

cuando el anhelo no es más que el dolor

del deseo que se a convertido en tempestad.


Nikta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios cuentan, gracias.

Blogs Especiales