17 de enero de 2011

Confusión .- Capitulo 15

    pastedGraphic.pdf


  • ¡Yes lo hice por ti! ¡Mira todo lo que has perdido por él! Si hubieras hecho caso nada de esto habría pasado.
  • No lo escuches Yes, sabes qué habría pasado igual, no tienes culpa de nada – lo abofeteó Liz al ver el sufrimiento en el rostro de la chica.
  • ¡No mereces siquiera que te mire a la cara! Pero no te preocupes… no pienso siquiera molestarme en matarte… - aparto la vista de él para encarar la de Atori.


Había perdido a demasiados de los suyos y no estaba dispuesta a ver morir a nadie más… iba a ponerle fin a todo aquello de una vez por todas aunque fuera su fin. No soportaría ver otra vez como dañaban a Drago, eso era peor que la muerte. Ya era hora de hacer lo que debía.


Atori entrecerró los ojos preparándose para el ataque con una sonrisa torcida en los labios disfrutando de la situación, hizo un gesto que Yesi no logro descifrar y se lanzo sobre ella que sin ningún tipo de dificultad lo evito y le dio un golpe que lo envió volando por los aires, antes de que terminara de caer ya estaba sobre él lanzándolo nuevamente, un quejido salió de Atori al sentir el golpe cuando cayó en el otro extremo de la sala sangrando sin terminar de entender cómo podía ser. Apenas hacía un instante estaba sin fuerza y a su merced y ahora parecía tan llena de energía que daba hasta miedo.


  • ¿Qué es lo que eres maldita sea?… - pregunto con el tono que pudo conseguir, estaba muy lastimado.


Yesi sonrió maliciosa…


  • Acaso no eras tú quien quería que dejase ver lo soy en realidad… ahora no crees que sea tan bueno ¿no? pagaras todo lo que has hecho…


Sus ojos se tornaron diferentes otra vez y la energía comenzó a crepitar a su alrededor nuevamente como previendo lo que seguía para Atori este se incorporo y rió. Los ojos parecieron encendérsele y su carcajada resonó en toda la sala, Yesi puso un pie atrás y entorno los ojos…


- ¿Acaso creíste que solo tú tienes poderes? - dijo alzando una mano al tiempo que Yesi salía despedida.


Drago creyó sentir el dolor del impacto haciendo que se le escapara un quejido hundiendo mas los dedos en Azael que rió.


  • No los suficientes sino no me necesitarías – se levanto ella apretando los dientes para no mostrar el dolor que sintió.

- Le dije que era mejor estar con él… - apenas balbuceo.


Liz se encamino a él con los ojos inyectados en ira pero Drago no le dio tiempo a hacer nada.


- Gracias por darme una excusa - dijo mientras separaba sus brazos sin sacar los dedos de la carne haciendo que este se retorciera de dolor, con un movimiento de la mano de Drago, Azael quedo suspendido en el aire y cuando Drago cerro la mano dejo de sacudirse con un alarido que hizo girar la cara de Atori.


- Tú sigues… - dijo Drago con los ojos clavados en él, miro de reojo a Yes - ¿Estás bien?

- Él es mío Drago… - respondió con una mirada que Drago no termino de entender, algo era diferente en ella.


La vio avanzar hacia Atori y se sorprendió al ver que no tocaba el suelo, la energía del entorno parecía enviar haces de luz hacia ella, se sintió débil por un instante hasta que comprendió. La miro y asintió con la cabeza al tiempo que se inclinaba cerrando los ojos y cubriéndose con las alas.


  • Liz retira tus hombres.

La energía comenzó a brillar en torno a Drago uniéndose con la de Yes.


  • Esto es imposible, no puede ser… - dijo Atori retrocediendo con los ojos desorbitados.


Yes dijo unas palabras y un rayo de luz salió directo hacia él haciéndolo elevarse en el aire y gritar al tiempo que parecía que algo se separaba de él, en ese instante Drago se incorporo abriendo las alas y conjurando una invocación al tiempo que apresaba al demonio que parecía retorcerse por la energía que Yes emanaba.

Yesi se lanzo en ese instante contra Atori con toda la rabia contenida, aún así el tipo era duro de roer hasta que Yes se agacho dándole la espalda haciendo que perdiera el equilibrio, ella giro el brazo y hundió el átame en el corazón de Atori que boqueó incrédulo. El muy iluso seguía creyéndose mejor que ella y confió en que una muchachita no lo vencería tan fácil. Antes de retirar el acero de su carne ella miro a Drago para saber cómo le iba a este y vio como el otro demonio le atravesaba el pecho. Grito desesperada y enseguida Yesi se volvió hacia Atori y lo miro fijamente a los ojos, su mano seguía aferrando el mango de la daga que seguía hundida hasta la empuñadura en el pecho del Vampiro.


  • Se acabo Atori – murmuro y de un tirón seco arranco el puñal pronunciando las palabras que activaban la magia del mismo.


Atori sintió la mordedura del acero al rasgar la carne al salir y como la sangre se escapaba por la herida y la quemazón insoportable del fuego. Ni siquiera se paró a ver si este ardía que se lanzó contra el otro demonio preocupada por Drago, no podía perderle también a él, a él no, removería cielo y tierra si hacía falta, no le importo ni lo más mínimo el dolor que sentía en su propio pecho. Si le hubieran arrancado el corazón no le hubiera dolido tanto como ver que lo atacaban a él. La ira y la amargura no la dejaban ver, lanzo una descarga que lo alejo de Drago y arrojo el átame que se clavo en su destino y miro a Drago angustiada apoyándolo contra su cuerpo y rodeó su cara con sus manos. Algo no iba bien, Drago era más fuerte que eso ¿Qué diantres pasaba ahí? Ella se sentía también cada vez más cansada, si seguía usando así su energía no duraría mucho…


Continuará...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios cuentan, gracias.

Blogs Especiales