16 de octubre de 2010

El Cazador - Capitulo Final


Bueno amig@s espero que os haya gustado pero aquí llega el capítulo final, os agradecería dejarais vuestros comentarios al respecto para conocer vuestras impresiones, poder mejorar y aprender de los errores, si gusta sino gusta y esas cosas. Saludos a tod@s y gracias por vuestro tiempo.


  • ¡Hades!
  • Ven a mi Naya – susurró sugerentemente el hombre extendiendo la mano hacia ella.

Una extraña sensación la invadió, se sentía atraída por él, se sentía hechizada, sus pies se movieron solos acercándose, sus ojos tenían un aspecto apagado. Hades pugno por librarse de la fuerza que lo oprimía y la llamó. Con un esfuerzo sobrehumano logró alcanzar un cuchillo de comida y arrojarlo contra él tipo, el filo se hundió sobre su hombro y el hechizo se rompió. Naya jadeo y se aparto transformándose en loba y lo miro amenazadora gruñendo y enseñando los dientes. El otro se arrancó el cuchillo y ella salto sobre él que puso el brazo delante. Naya cerró las fauces en su carne.

Él sacudió el brazo y la arrojo al suelo, Naya se levantó y cuando volvía a saltar recupero su cuerpo humano y quedo paralizada en el aire. Intento contrarrestar el conjuro pero todo se volvió borroso, hubo una pela… Hades, el tipo, ella… luego todo fue oscuridad.

La puerta se abrió de golpe y Hammer irrumpió como un huracán y se agacho al ver a Hades tendido en el suelo, lo cargo sobre sus hombros y lo tendió en el sofá, estaba mal herido y pidió a Cool y a Kelly que le trajeran lo necesario. Hades recupero el conocimiento aturdido pero se levantó como un resorte.

  • ¡Naya!
  • ¿Qué ha pasado? – lo miró preocupado Hammer
  • ¡Joder! ¡La tiene! No pude detenerle… avisad a todos ya ha empezado – se desespero y grito cuando Kelly apretó el paño con el líquido sobre una de sus heridas.
  • Yo avisaré, tu tranquilízalo – se levanto Cool.

Hammer asintió y tras atender a Hades salieron hacía el punto de encuentro. Valdos los guió hasta el lugar donde Él realizaría su entrada. Irrumpieron en el lugar por la fuerza abriéndose paso entre los seguidores del Ser, el olor a sangre llenaba sus narices, las heridas no los detenían, del fondo de la tierra les llegaban las voces que entonaban los ensalmos de la ceremonia. Eran unas voces que les erizaban la piel, las antorchas proyectaban inquietantes sombras sobre las paredes rocosas, los gruñidos y alaridos resonaban, el choque de ambas facciones fue brutal.

Hades alzó la vista al final de la gruta una vez dentro y vio a Naya inconsciente encadenada a una extraña figura, tenía la cabeza apoyada en el pecho. A su izquierda estaba tal y como dijo Rosalía el vampiro en la misma situación salvo que él estaba despierto y luchaba por librarse de su prisión.

  • Naya… Naya – la llamo este.

Naya pareció volver en sí y abrió los ojos con dificultad, le costó enfocar la vista hacía la voz.

  • ¿Alden? – murmuró.
  • Sí… vamos deprisa… intenta soltarte.
  • ¿Dónde estamos, que pasa? No recuerdo… - miró alrededor y empezó a tirar intentando librarse de las cadenas.
  • ¡Naya! – grito Hades desde el fondo de la cueva, ella lo vio y redobló sus esfuerzos.

Alden hizo una mueca de dolor y Naya lo miró asustada, vio los extraños cuerpos afilados que atravesaron el cuerpo del vampiro absorbiendo toda su sangre y su energía. Grito y los combatientes intentaron con ahincó atravesar las defensas. Ya casi estaban llegando pero el ritual avanzaba deprisa… intentaron recuperar el resuello.

  • ¡No Alden! – Naya intentó ayudarlo y soltarse pero de nada servía, la fuerza del vampiro incrementaba el poder de aquel ser. Ella podía ver la magia como un mar impetuoso agitándose sobre aquel hombre.

A un gesto de este ella quedo sin voluntad, parecía un títere y avanzó hacía él ya que las cadenas habían librado su cuerpo.

Hades alzo la vista pero Naya ya no estaba en el lugar que ocupase, estaba en medio de la sala, de pie, Con los ojos cerrados y la cabeza hacía un lado, detrás estaba aquel tipo con los colmillos hundidos en su cuello. Corrió hacía ellos con el arma preparada pero chocó contra una barrera que lo lanzó de espaldas al suelo. Hammer lo ayudo a levantarse.

  • ¡Maldita sea tenemos que hacer algo! – disparó a la cabeza del hombre sin que la bala atravesase el campo.

El tipo sonrió malicioso y extendió el cuerpo semi inconsciente de Naya sobre una losa y deshizo el lazo que mantenía la prenda cerrada alrededor del cuerpo de ella dejándola desnuda.

  • ¡No! ¡Apártate hijo de puta! – grito furioso y desvió la vista al ver por el rabillo del ojo como Fender empezaba a gruñir mostrando los colmillos al hombre – He tú, cabronazo… entre los dos tenemos una posibilidad.

Fender no respondió pero asintió concentrado en la barrera y en lanzar una mirada asesina al tipo.

  • De eso me encargo yo chicos, vosotros estad preparados – los sorprendió Rosalía que sonrió al hombre.
  • Vaya, vaya… cuanto tiempo… Rosalía ¿o debería decir Eva?
  • Aparta tus sucias manos de la chica Azuer.
  • Bien que te gusto cuando las puse encima de ti – sonrió malicioso relamiéndose.

Rosalía empezó a murmurar y el suelo empezó a temblar, la barrera no parecía ceder pero tras lo que a Hades le pareció una eternidad vio una brecha.

Naya intentaba por todos los medios apartar al tal Azuer pero no tenía fuerzas… Fender saltó a la yugular de Azuer que rugió al sentir los efectos de los conjuros de Rosalía. Hades lo ataco también mientras Cool ayudaba a Naya a levantarse mientras intentaba quitarse el aturdimiento de encima.

Los huesos de Hades crujieron al impactar contra el borde de la losa, Azuer sonrió y alzo un cuchillo sobre él que a causa del tremendo impacto aún no había podido alzarse. Naya grito y sin pensar descargó toda su rabia y su magia sobre el Ser. Este cayó al suelo retorciéndose, la energía de Naya se enroscaba sobre su cuerpo como si fuera un rayo con miles de ramificaciones. Fender aprovecho el momento y cerró sus fauces sobre su yugular. Hades sacudió la cabeza y aún resoplando sacó una daga y la hundió en el cuerpo del hombre que se retorcía ahogando un grito de dolor por la descarga eléctrica que lo sacudió. Naya se situó frente a él y miró el colgante de Hades. Por suerte nunca se lo quitaba ¿pero sabría él lo importante que era?

  • ¡El colgante! ¡Apretaló contra su pecho!

Hades lo hizo y Naya acabo de pronunciar su conjuro aún aturdida y lo descargo contra Azuer que se desintegro. Naya recogió el colgante del suelo y corrió hacía el tótem que presidía la sala, era una talla de un terrible demonio, inserto parte del medallón y giro este en la cerradura pronunciando las palabras de un ensalmo. El sello brillo y un silencio sepulcral se hizo en la sala, el caos se desvaneció y todos los demonios liberados del infierno se transformaron en polvo.

Fender salto sobre Naya que estaba de espaldas a él y Hades disparo una bala que se incrusto en la piel del lobo que aulló de dolor. El disparo no había alcanzado ningún punto vital y este volvió a avanzar contra Naya que se había transformado ya. Le advirtió que no diera un paso más retrayendo los labios, sus colmillos afilados brillaron al igual que sus dorados ojos, gruño y erizo el pelaje. Fender flexionó las patas dispuesto a atacar. Naya saltó a su vez y esta vez sus fauces si alcanzaron el cuello del macho que se revolcó en el suelo. Naya apretó los dientes y Fender gimoteó, Naya lo sacudió y cuando este pareció mostrar sumisión lo soltó y lo miro ya con sus ojos humanos, él también había perdido su forma lobuna, sufría a causa de la plata del disparo de Hades y se convulsionaba.

  • Ya no harás más daño – le dijo Naya extendiendo la mano frente a él Hades pudo ver como una luz dorada se escapaba de él para entrar en Naya.
  • ¡No! ¡No puedes quitarme mis poderes! ¡Soy un lobo, esa es mi magia!
  • Tú no puedes llamarte lobo, has manchado el buen nombre de nuestro clan. Si te queda algo de honor dejaras la ciudad y no volverás nunca.
  • ¡No es tu clan!
  • Siempre lo ha sido Fender – se puso al lado de ella Valdos.
  • Traidor… - gruño pero Naya lo acalló con una sola mirada.
  • Hace tiempo que tendría que haber acabado contigo… - murmuró ella.

Fender se levanto con dificultad y salió corriendo, Hades lo apuntó.

  • No, deja que se marche – le puso la mano en el brazo Naya.

Hades la miro y luego bajo el arma con un suspiro.

  • ¿Y ya está? Pues tampoco ha sido para tanto… - bromeó Hammer sujetándose el brazo herido – Te dije que esta lobita me gustaba… nena eres increíble, los has borrado a todos de un plumazo como si nada. Nos hubieran barrido de no ser por ti.

Naya sonrió y miró a Hades que la atrajo hacia él abrazándola.

  • No aceptaste… - le acarició el rostro ella apartándole el pelo.
  • No.
  • Era tentadora su oferta…
  • No. Porque ahora te tengo a ti. Sólo hubiera sido una farsa, mi corazón es tuyo.
  • ¡Por favor! Queréis hacer el favor de dejar eso para cuando estéis solos – rió Hammer.
  • Deja que se pongan tiernos hombre – le dio un golpecito Cool – se lo merecen.
  • Si pero es que me dan envidia sana – rió dándoles la espalda para salir del lugar.
  • Rosalía… - miró el cuerpo inerte Hades.
  • Lo siento…
  • ¿Quién era en realidad? – la miro poniendo bien su cuerpo y limpiando su rostro con cariño.
  • Alguien que nos protegía… hay ángeles velando por nosotros.

Hades suspiro y cerró sus ojos.

  • Yo la llevaré, salgamos de aquí… está a punto de amanecer y nuestros amigos se están poniendo nerviosos… podrían explotar – sonrió Valdos señalando con la cabeza a los vampiros aliados.
  • Si…

Hades se detuvo un momento y sin soltar la mano de Naya la beso.

  • Creo que has hecho algo muy bueno Naya… hoy empieza tu era. Los cazadores podrán descansar…

Ella rió alegre llenando el lugar con su cristalina voz y lo besó.

  • Si ya es hora de que os toméis un tiempo y tengáis una vida decente. Ahora les toca trabajar a los barrenderos… se ha hecho mucha limpieza – le guiño el ojo tapándose con la cazadora de él.

Ahora le toco reír a él. Una nueva sociedad había nacido de todo aquello y Naya y Hades estaban al mando.

Una sombra oscura los observo alejarse entre las runas…


Añadir imagen

1 comentario:

  1. Hola guapisima! Dios, me tienes enganchadisima a las historias, me encantaaan!!! jejeje
    un besazo, me paso deprisa. ;)

    ResponderEliminar

Tus comentarios cuentan, gracias.

Blogs Especiales