14 de junio de 2010

Noche de Calor Cap.2 Tercera parte

Aquí os dejo el siguiente capítulo de la sema, espero que os guste:




Él se levanto como un resorte y luego sonrió divertido.

- No pudiste hacerlo solo… ¿y si es todo una farsa, un montaje? Pistas muy bien situadas, nombres, lugares…

- No fui yo – dijo con vehemencia situándose frente a mí acorralándome y poniendo sus manos a ambos lados de mi cuerpo a la altura de la cabeza.

No mentía… sus pupilas no reaccionaron como deberían ante una mentira, ni siquiera su cuerpo ni su rostro. Estaba enfadado.

- Maldita sea créeme, yo no la mate. No la mate – movió la cabeza abrumado. Se sentía solo y abandonado a su suerte… - Da igual las veces que lo diga o que lo niegue, nadie me escuchara. Ya habéis lanzado la llave, hasta a ti te han convencido ya – apretó el puño apartándose de mí.

Yo le observe de nuevo en silencio, ahora sí parecía estar pasándole factura todo el peso de todo aquello. Su cara era una cruel estampa…

- ¿Qué te han hecho? ¿Te amenazaron? No creo que seas de las que se dejan asustar así como así. No tienes nada que perder, salvo todo esto – hizo un gesto con sus manos hacia las paredes del edificio.

¿Qué podía saber él de mí? ¡¿Por qué demonios había entrado a la celda?! O debería estar allí…

- ¿Por qué no usas tu apellido?

- Es una larga historia…

- Tengo todo el día pero lo imagino, papa no era muy bueno con mama y por supuesto era una relación extramatrimonial. Sin embargo te reconoció como hijo ilegitimo y te dio el apellido.

Sus ojos centellearon un instante y me dio la espalda bajando la cabeza.

- ¿Por eso vas de rebelde sin causa por la vida? ¿Tienes algún oficio o vives de la fortuna que te pasa tu familia?

- Eso no vine al caso – dijo con los dientes apretados y los músculos tensos.

- No, puede que no… pero he conocido muchos como tú y si algo sé es que no suelen ser asesinos.

Adder se volvió instantáneamente hacía mi mirándome con una expresión extraña.

- Es más la imagen de tipo duro y vividor que otra cosa.

- O que tú sólo quieres ver la parte buena.

- Eso no te pone en mejor lugar Adder, ese tipo de frases son las que te incriminan.

- Vale… entonces si realmente hubiera sido yo o tuviera socios ¿me habría quedado junto al cadáver para que me llevasen directo al calabozo? ¡Santo cielo si me sacasteis de la cama estando aún grogui! No sabía ni donde estaba.

Vale… aquello tenía sentido, nadie en su sano juicio hubiera seguido allí o almenos se hubiera desecho del cadáver y un accidente no había sido.

- ¿Por qué no te han sacado aún?

- Como si no lo supieras…

Volví de nuevo la cara mirando hacia el pasillo.

- ¿Te atacaron verdad? Seguro que hasta te han puesto en aviso sobre mí. Seguro que tu superior no aprobara que estés ahora mismo aquí. No… lo extraño es que no hayan puesto a un hombre al mando del caso.

Eso me ofendió.

- ¿Ah sí? No todas van a caer rendidas a tus pies, a mi tus truquitos no me impresionan.

- Creciste en un barrio duro ¿eh? – dijo de forma jocosa y volvió a acorralarme contra la pared, el corazón me dio un vuelco – Así que mis… ¿Cómo los llamaste? Así “truquitos” no te impresionan ¿Cómo puedes estar tan segura? No tienes cara de que te gusten las mujeres. No me conoces de nada y ya me juzgas como todos.

- Me remito a los hechos – dije aún con los ojos fijos en los de él desafiante.

- Si claro… - murmuro apartando un poco su cuerpo del mío.

Con aquel calor era imposible pensar con claridad, y esa mirada abrasadora…

- ¿Por qué todas esas mujeres? ¿diversión? ¿No eres capaz de ser felir o es que no llenan ese vacío?

- ¿También vas a psicoanalizarme? Te aseguro que he pasado por unos cuantos loqueros.

- Entonces sabrás mentir muy bien…

- Nunca descansas… lo olvide.

- No soy tu amiga Adder.

- ¿Entonces qué haces aquí? Viniste aquí porque estas tan confusa como yo.

Touche pensé ¿pero cómo podía ser tan transparente para él? ¿Por qué? ¿Por qué no podía alejarme y dejar de pensar en él? No tenía nada, no era nada bueno… era un sospechoso y un criminal en potencia ¿entonces porque esa atracción? No, no debía volver a usar esa palabra para con él. Era peligroso. Pero almenos así podía averiguar más cosas de él, aquella proximidad funcionaba, sin darse cuenta se soltaba y decía cosas que quizás de otro modo no confesaría. Ella siempre había sido buena interrogando. Pero con él me costaba, me ponía nerviosa… y cada vez que lo miraba recordaba su cuerpo medio desnudo haciéndoselo a Kylie y me encendía… ¡maldita sea!

Lo mire irritada y lo aparte de un empelló saliendo de la celda, la cerré de un portazo y eche la llave alejándome de allí, necesitaba distraerme así que me fui a tomar una copa a una garito de moda.

**************************

Al despertar no sabía dónde estaba, la cabeza me dolía horrores y al mover el brazo tope con algo caliente, me levante de un bote y vi a un pedazo de moreno durmiendo tranquilamente, abrí mucho la boca y contemple su cuerpo desnudo ¡mierda, mierda,mierda! ¡¿te has vuelto loca Niki, que has hecho ahora?! Me reprendí a mi misma y empecé a vestirme aprisa y corriendo.

- Vaya, normalmente es al revés.

Mis ojos se clavaron en los del chico que me miraba medio incorporado en la cama, estaba de escándalo, me mordí el labio acabando de ponerme bien el tirante.

- Digo yo vamos, suele ser el tío el que se larga tras echar el polvo.

- He de irme – recogí el resto de mis cosas del suelo poniéndome el pelo tras las orejas.

- Claro, un placer nena.

Me calce dando unos saltitos y salí echando leches de allí, una vez en casa me metí en la ducha y empecé a recoger mi destartalada casa. Mire los mensajes del contestador y antes de ir a la oficinas pase a recoger a Lobo. Una vez en el curro tuve que abrirme paso entre la multitud de periodistas que intentaban averiguar lo que fuera.

- Corren rumores de que el sospechoso va a salir ¿es eso cierto?

Me metí dentro como pude con la cabeza palpitándome y me quite las gafas, la abogada de Adder estaba en el despacho con Durel y parecían discutir yo me metí directa en el despacho sin picar ni esperar invitación.

- ¿Qué ocurre aquí? – mire a la rubia con desprecio y luego a Durel.

- No tienen pruebas suficientes para inculparlo sino ya hubieran efectuado la acusación formalmente. Se han extralimitado, mi cliente ha estado más tiempo del permitido retenido Durel –puso su palma sobre la impoluta mesa de Durel que miro su mano enarcando una ceja.

Era un poco tiquismiquis con su mesa… cuando la abogada la aparto su palma abierta había quedado marcada en el superficie el suspiro mordiéndose la lengua.

- Por cierto gracias por la meticulosa investigación, ha sido de mucha ayuda a la hora de hacer mi trabajo –me miro son saña ella esbozando una sonrisa triunfante.

Yo me tense apretando los dientes, había metido la pata hasta el fondo, hasta Adder mismo lo había dicho, habían puesto una mujer al frente de su investigación, muchos pensarían mal… pero yo sólo había estudiado las pruebas y están estaban allí. Los Mckoy se nos tirarían a la yugular, Durel me observó tras estampar su firma en el papel de la letrada hoy enfundada en Chanel.

Así que ya era oficial, una vez entregara la fianza estaría libre, bajo sosprecha y sin poder abandonar la ciudad pero libre… ¡pero si aún no habíamos hecho más que empezar con la investigación! Joder y encima me había robado en mi propia casa y amenazado ¿podía ir peor? Seguro que sí…

Aprete el puño y mareada por el intenso calor salí del despacho, el perfume de aquella mujer me daba más dolor de cabeza, baje a mostrador y puse la correspondiente denuncia. No se lo diría hasta que esa bruja con tacón de aguja desapareciera de la comisaria o nos descuartizarían vivos por mala praxis.

- Haces mala cara Bliard – me paso un refresco la chica de recepción.

- Ciao preciosa – paso a mi lado con una sonrisita la odiosa rubia.

Yo gruñí por lo bajo y subí hacia arriba antes de que Durel empezase a gritar como una sirena mi nombre que resonaría por todo el edificio. No le hizo falta decir nada… esperaba junto a la puerta y yo entre tomando asiento resignada.

- Niki…

- Lo sé, lo sé… la he jodido.

- ¿Pero qué te pasa? Sé que estás haciendo lo que crees correcto, hay pruebas y hay que comprobarlas pero nos van a crucificar, ese chico ya está señalado por todos los medios. Sea cual sea el resultado final de la investigación estaremos bien jodidos, nos han puesto en el ojo del huracán y tú en el centro de él. Quizás no debí dejarte al frente.

- ¡No! Eso no. Sólo he cumplido con mi deber lo mejor que puedo. Aquí hay demasiada gente metida por intereses propios, no pienso dejarlo así, voy a desentrañar todo esto cueste lo que cueste.

- Siempre tan testaruda…

- ¡No es cuestión de cabezonería! – me levante dando un golpe a la mesa.

Durel me fulmino al acto.

- Y que sepa que ayer entraron en mi casa entre otras y que volvieron a atacarme.

- Te estás implicando demasiado, con más motivos para mantenerte al margen.

- Ni en broma. Sabe que soy lo mejor que tiene – puse los brazos en jarras – Mantenga a la prensa a raya y todo irá bien, deje a Jack hablar con ellos, se le dan bien esas cosas que parezca él el que lleva las riendas.

- Ten cuidado Bliard y no me decepciones, confió en ti. Tú estás limpia. Tendrás todo lo que necesites.

Asentí y me dirigí hacia la puerta poniendo la mano en el picaporte.

- Niki ¿Qué te dijo McKoy?

- Que no pierda d vista la realidad, quiere descubrir la verdad.

- Nik… ¿seguro que estas bien?

- Sí – salí cerrando la puerta tras de mí sin mirarle y me fui a mi despacho.

Quería estar presente en el momento en que Abigail Rogers viniera a buscar a su cliente… abrí el cajón de mi mesa y active la combinación secreta de mi caja fuerte, por suerte tenía una copia de todo archivada allí…

- Tenía que averiguar la verdad y pronto.

- ¿No es casualidad que todo el tiempo que ese chulo a estado encerrado Eros no ha atacado?

Yo alce los ojos hacía Jack que esperaba en la puerta.


Continuara....

2 comentarios:

  1. Vaaaaya, viva la independencia en la mujer y el poder amanecer con un moreno al lado sin que pase nada de nada.

    mmmmmm ahora Adder sale en libertad, las cosas se enredan aún más si cabe, veremos en qué desemboca.

    Besos wapa

    ResponderEliminar
  2. Bueno habra que esperar al próximo capitulo para que se desvele jaja pues sí es que la pobre necesitaba un buen desahogo ya de tanto ver a cierto personaje jaja.

    Besitos.

    ResponderEliminar

Tus comentarios cuentan, gracias.

Blogs Especiales